Cada vez se sabe más de vino

Cada vez se sabe más de vino

Vestidos con la pajarita, el mandil y el tastevín y al son de la dulzaina y el tamboril, los sumilleres segovianos desfilaron ayer a media tarde felices por la plaza del Azoguejo. Celebran San Marcial Copero, su patrón, y como siempre con motivo de esta festividad, protagonizaron diferentes actos para mostrar su orgullo hacia la cultura del vino. Asistieron a una misa en la iglesia de San Millán, ofrecieron una cata popular en la bajada de El Carmen (frente al restaurante El Cordero) y se reunieron para cenar.

Como es costumbre también, premiaron a una figura destacada por su contribución a esta cultura. Si el año pasado fue el fotógrafo de El Norte de Castilla Antonio de Torre, en esta ocasión los honores recayeron sobre el director técnico de la Denominación de Origen (DO) Ribera del Duero, Agustín Alonso, quien admitió estar sorprendido «gratamente» por este reconocimiento. «Que te venga un reconocimiento de fuera siempre es muy halagador», afirmó Alonso. «Además, viene de un gremio que está en contacto con el mío, el de la enología».

Para el director técnico de la DO Ribera del Duero, «posiblemente, la labor más importante y más divertida sea vender el vino y aprender a consumirlo». En ese sentido destacó la labor que realiza la Asociación de Sumilleres de Segovia, presidida por José Luis Aragüe ‘Mazaca’ y formada por alrededor de sesenta profesionales, que permite que «en todos los restaurantes tengan un sumiller o al menos una persona muy entendida en vino que sea capaz de recomendar cuáles tomar para que tú disfrutes». Porque para este enólogo, titulado en ingeniería y doctorado gracias a una tesis enfocada en la maduración de la uva y el color de los caldos de la Ribera del Duero, «lo más importante es que el vino genere una sonrisa al cliente y que lo disfrute».

«La cultura del vino atraviesa», explica Alonso, «un buen momento en relación a los tiempos cercanos». «Ha habido una época en la que se consumía menos y menos y menos. Y ahora parece que se consume una cantidad baja respecto a nuestra renta per cápita, pero se consumen vinos de más calidad y cada vez se sabe más de vino. Es un alimento que sí que está atrayendo a la gente, generando interés tanto dentro como fuera de España, y además cada vez tenemos mejores vinos. Ha mejorado mucho la presentación del producto al cliente: el ‘marketing’, la exportación, las recomendaciones...» Respecto a los campos en los que todavía hay que mejorar, el director técnico de la DO Ribera del Duero apuntó dos vías: «Los esfuerzos hay que enfocarlos en la juventud y recuperar la cultura que teníamos los que tenemos unos cuantos años más. Consumíamos vino habitualmente pero con moderación. También deberíamos dar a conocer fuera la gran calidad que tienen los vinos españoles».

E insistió en valorar las aportaciones de los sumilleres segovianos. «En Segovia hay mucho nivel respecto al conocimiento del vino y los sumilleres lo demuestran cada día con su trabajo», remató en el marco de unas celebraciones en las que, por cuatro euros, cualquiera tuvo al alcance catar la cerveza rubia San Frutos, de alta fermentación (tipo Blond Ale) y de elaboración segoviana; el 7 L Rosado de una noche 2013, de la bodega Finca La Legua (DO Cigales); y un Dominio de Peroleja 2011, vino tinto con crianza de Valtiendas y de pequeña producción.

 

fuente: El Norte de Castilla

Consultores Agroalimentarios
Gali Prevención
Gas Natural
Float Social Module for Joomla by YesTheme.com